El secreto está en la salsa

Hola lectores,

Hemos hablado muchas veces de la pasta… ¿pero que sucede con su mejor acompañante, la salsa?

Para los italianos es de vital importancia adecuar la salsa a la forma de la pasta que se va a cocinar, aunque parezca que todos los ingredientes son iguales y que el sabor final es el mismo, realmente no es así.

Aquí algunos tips:

1.Si la salsa que vamos a pedir es más bien líquida, deberás acompañarla de una pasta acanalada y tubular (macarrones o penne), ésta se introducirá en el tubito y las hendiduras y se saboreará plenamente en la combinación con la pasta.
Si esta salsa la sirves con unos espagueti lisos, obtendrás eso, un plato de tallarines y aparte la salsa.

Con este ejemplo se puede creer que es cierta la importancia del maridaje entre la forma de la pasta y la salsa que la acompaña.

2. También hay que tener en cuenta, si la salsa se hace con verduras, carne, marisco, etc.
Al tener trocitos, combina a la perfección con la pasta corta, sea o no hueca.

Así pues, la riqueza de un plato de pasta no se debe exclusivamente a la excelencia de los ingredientes, el maridaje juega un papel fundamental, a lo que hay que añadir que cada vez importa más la presentación de un plato.

Muchas veces nos surgen muchas dudas de cómo combinarlo, en nuestro locales te invitamos a que preguntes a la persona que te atienda y te recomiende 🙂