¡Come queso y mantente sano!

¿Eres un fanático del queso? ¿Todo aquello que lleva queso te pirra?
Entonces… eres de los nuestros.

Sólo con una porción diaria de queso recibimos el aporte lácteo que necesitamos para estar sano.

El queso es un elemento importante dentro de una alimentación completa y equilibrada.
Hoy traemos 9 beneficios de este gran majar, un imprescindible en las cartas de nuestros locales Il Rosso.

1. El queso contiene todos los aminoácidos necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente.

2. El queso es una de las principales fuentes de calcio, un mineral fundamental para la salud de los huesos y de los dientes, además la absorción del calcio se ve favorecida por la proteína que contiene el queso.

3. Además, para las embarazadas también es muy beneficioso por el ácido fólico, por lo que es un alimento imprescindible durante el embarazo.

4. El queso además favorece la producción de leche materna en las mujeres embarazadas.

5. El queso nos ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, por lo que aumentan nuestras defensas contra las enfermedades.

6. El gran contenido en vitamina B del queso hace que nuestra piel tenga mejor aspecto.

7. El queso disminuye los síntomas del síndrome premenstrual.

8. El queso es un gran fuente de ácido linoleico conjugado (CLA), relacionado con la prevención de ciertos tipos de cánceres como el de colon.

9. El queso es muy rico en proteínas, por lo que ayuda a formar y recuperar la masa corporal, lo que lo hace un alimento perfecto para deportistas o personas que quieran ganar peso de forma saludable.

¿No te parecen razones suficientes para tomar queso?

Si vas a Roma…

Qué buena época el mes de septiembre para visitar Roma.
Pero… ¿A qué pizzerías debería ir para superar mis expectativas sobre la pizza italiana?

1. Pizzería Baffetto
Están considerados una de las mejores pizzas de Roma, tiene muchísima fama, y de hecho suele haber una cola tremenda para comer.
Si decides visitarla, es mejor que vayas con tiempo, en medida de lo posible, si no quieres que se te pasen los minutos esperando, sobre todo al caer la tarde.

2. La MonteCarlo
La Pizzería La MonteCarlo es otro de los restaurantes más míticos de Roma. Está situado prácticamente al lado de la Pizzería Baffetto, por lo que no descartes acudir aquí si la cola de la Pizzería Baffetto es kilométrica.

Se dice que además de la pizza, se caracterízan por la amabilidad del personal, y que algunos de ellos hablan español. Si lo tuyo no es el italiano… ya sabes donde sentirte como en casa.

3. Carlo Menta
El Carlo Menta se encuentra situado en el barrio de Trastevere. Es una de las pizzerías más reconocidas y sobre todo se caracteriza por sus precio bajos. Entre 4 y 6€ aproximadamente. Un barrio muy auténtico de Roma que tienes que visitar.

Crazy, stupid, love

Una de las escenas más míticas de Ryan Gosling, haciendo del personaje Jacob Palmer, como no podía ser de otra manera, tomando un buen trozo de pizza.

Para todo aquel que no haya visto este film, Cal Weaver está viviendo el sueño americano.
Él tiene un buen trabajo, una casa preciosa, niños excelentes y una esposa hermosa, llamada Emily. Sin embargo, la aparente vida perfecta de Cal se derrumba cuando descubre que Emily le ha sido infiel y quiere divorciarse. Ahora, con más de 40 años, e inesperadamente soltero, Cal ingresa al vicioso mundo de las citas románticas. Jacob Palmer decide ayudar a Cal y le enseña a tener éxito que no conseguía antes.

Una comedia romántica, que recomendamos para una tarde de verano.

Los trucos de la buena pizza

1. Ingredientes de calidad

Ingredientes naturales. El tomate debe ser fresco, para restar acidez y aportar sabor.

El resto de ingredientes funcionan al gusto de cada consumidor, pero lo importante es buscar el equilibrio. «Hay que pensar en sabores, variedad y cantidades adecuadas».

2. Harina y agua, fundamental para la masa

Son los ingredientes madre de la masa y de ellos dependerá lo que siga. A más fuerza, mayor fermentación, traducida en reducción de hidratos de carbono en el producto final.

Otro punto a tener en cuenta es la dureza del agua utilizada en la masa. Si el agua no tiene sales minerales, saldrá blanda y pegajosa; si tiene exceso, será difícil de estirar.

3. Estirado de la masa

Al amasar a mano es vital tener en consideración que el tiempo perfecto oscila entre los 15 y los 18 minutos. En caso de contar con una máquina, evitar que la velocidad sea alta, debido a que la masa puede deshidratarse. Siempre trabajar sobre una superficie harinada.

4. Temperatura del horno

El horno, siempre al máximo. Puede resultar llamativo, pero es una de las claves para que la masa quede crujiente y se cocine en su punto óptimo. Un horno tradicional, que alcanza una cocción de unos 290 grados, es suficiente.

5. Hidratar la masa

Es uno de los secretos más desconocidos y efectivos. A la hora de introducir la pizza en el horno, un pequeño tarro de cerámica con agua a su lado evitará que la masa pierda su elasticidad durante la cocción. Otro truco, en especial si se trabaja en horno abierto, es pulverizar agua en mitad del horneado para hidratar el producto.

Una vez todo esto claro… ¡A DEGUSTARLA!

El secreto está en la salsa

Hola lectores,

Hemos hablado muchas veces de la pasta… ¿pero que sucede con su mejor acompañante, la salsa?

Para los italianos es de vital importancia adecuar la salsa a la forma de la pasta que se va a cocinar, aunque parezca que todos los ingredientes son iguales y que el sabor final es el mismo, realmente no es así.

Aquí algunos tips:

1.Si la salsa que vamos a pedir es más bien líquida, deberás acompañarla de una pasta acanalada y tubular (macarrones o penne), ésta se introducirá en el tubito y las hendiduras y se saboreará plenamente en la combinación con la pasta.
Si esta salsa la sirves con unos espagueti lisos, obtendrás eso, un plato de tallarines y aparte la salsa.

Con este ejemplo se puede creer que es cierta la importancia del maridaje entre la forma de la pasta y la salsa que la acompaña.

2. También hay que tener en cuenta, si la salsa se hace con verduras, carne, marisco, etc.
Al tener trocitos, combina a la perfección con la pasta corta, sea o no hueca.

Así pues, la riqueza de un plato de pasta no se debe exclusivamente a la excelencia de los ingredientes, el maridaje juega un papel fundamental, a lo que hay que añadir que cada vez importa más la presentación de un plato.

Muchas veces nos surgen muchas dudas de cómo combinarlo, en nuestro locales te invitamos a que preguntes a la persona que te atienda y te recomiende 🙂

¿En que se diferencia la pizza de Japón y la pizza de Nápoles? ¿Y la de Argentina con la de Turquía?

Inventada allá por el siglo XVII en Nápoles, la pizza se ha convertido por derecho propio en uno de los platos más internacionales y más customizados de todos los tiempos. Se calcula que alrededor de 350 trozos son consumidos por minuto en todo el mundo, pero …. ¿en qué se diferencian las pizzas según su país de procedencia?

Hoy queremos contároslo.

Japón

  • Base. Harina, caldo dashi, col y puerro picados, patata rallada, migas de tempura, huevo, gambas y calamar troceado. Se fríe como un crêpe.
  • Ingredientes. El okonomiyaki (así la llaman) lo aguanta todo: lonchas finas de cerdo, algas nori… Lo que no debe faltar es el atún seco (katsuoboshi), que al calentarse baila.
  • Cómo comerla. “La coma donde la coma, siempre con las manos”, ordena Francisco Javier Rodríguez Monío, del restaurante italiano Francesco’s Pizza de Madrid.
  • Dónde comerla. En el país donde nacen el sol y esta pizza, en el restaurante Chibos, de Osaka. Más cerca, el mencionado Francesco’s tiene su propia versión.

Nápoles

  • Base. Si es napolitana, es por definición redonda. Además, la masa (de pan) tiene que ser muy fina por el centro y más gordita por los bordes.
  • Ingredientes. Las más clásicas: con tomate, orégano, ajo y aceite de oliva (marinara) o con mozarella, queso Fior de latte y albahaca (margarita).
  • Cómo comerla. En Italia lo de comer es tan serio como aquí, por eso se hace con cubiertos y, a poder ser, con mantel de cuadros.
  • Dónde comerla. Si quiere ir al origen, Da Michele, desde 1870 en el centro de Nápoles.

Argentina

  • Base. La base es algo más gruesa que la italiana, pero no llega a la locura de Chicago. Se hace en horno de piedra, pero también a la parrilla, que es lo más folk.
  • Ingredientes. Aceitunas, morrones y jamón de York son los ingredientes más comunes. Se colocan como si estuvieran mandando un mensaje cifrado.Cómo comerla. Un pedazo de pie, apoyado en la barra de La Americana, en Avenida Corrientes
  • Dónde comerla. Muchos creen que La Americana está masificada y no es lo que era. Para la versión más real, rica y extrema, El Cuartito, cerca de Plaza Libertad (Buenos Aires).

Turquía

  • Base. Lahmacum, o lo que viene siendo una pizza turca, tiene una masa fina como una pasta de durum. En realidad, es un durum que quiso ser pizza.
  • Ingredientes. Carne picada de cordero o cerdo, un huerto entero, mucho limón y conflictos diplomáticos con Armenia, que sigue reclamando su paternidad.
  • Cómo comerla. Todo se fastidió para el durum que quiso ser pizza cuando se descubrió que, para que no se desmontara, era mejor comérselo enrollado.
  • Dónde comerla. En Estambul, Hamdi ofrece una versión sofisticada que, para solaz del pobre durum, se come sobre mesas con mantel de lino y vistas al Bósforo.

 

CURIOSIDADES DE LA PIZZA

1. Octubre es el mes oficial de la pizza.

2. A 9 de cada 10 personas les gusta la pizza.

3. La primera pizzería en Corea del Norte se abrió en 2006.

4. El récord al amante de la pizza lo ostenta el rumano Cristian Dumitru quien comió 200 libras (unos 90 kilos) de pizza en una semana, eso es más que su peso.

5. En la ciudad de Nueva York se vende una pizza a $1000 dólares, los ingredientes incluyen caviar y langosta.

6. Domino’s pizza es el líder de pizzas a domicilio en el mundo.

7. Se dice que la pizza apareció por primera vez en Italia en el 997 a.c y que al principio se consideraba una comida de «pobres».

 

PISCINA DE SPAGUETTI

Queremos compartir una escena divertida y repleta de #pastaitaliana.

¿QUIÉN ES PATCH ADAMS?

Hunter Doherty «Patch» Adams, mayormente conocido como el médico de la risoterapia (1945 ), activista social, diplomático y escritor. Cada año organiza un grupo de voluntarios de todo el mundo para viajar a distintos países, vestidos de payasos, en un esfuerzo por llevar el humor a los huérfanos, pacientes y otras personas. A partir de abril de 2015, que forma parte de Green Shadow Cabinet de los Estados Unidos como » secretario de Salud para la salud holística.

En su vida se inspiró la película Patch Adams (1998), en la cual el actor Robin Williams interpretó el papel de Patch Adams.

Adams promovió medios alternativos de sanación para enfermos en colaboración con el instituto. Fue el inventor de la risoterapia con fines médicos y terapéuticos, fue responsable de la inclusión de ésta en la medicina moderna.

 

¿Cómo se come correctamente la pizza?

Si eres de los que se come la pizza con las manos y critica a los que lo hacen con cuchillo y tenedor tienes que saber que tú también lo estás haciendo mal. Pero no pasa nada, hoy en Il Rosso te enseñamos a hacerlo al más puro estilo napolitano.

La pizza se debe de comer doblada. No es algo que nos estemos inventando, así lo dice Enzo Coccia, un reconocido cocinero italiano y famoso en todo el mundo por sus pizzas.

Según las indicaciones, no tenemos que cortarla en triángulos, como viene siendo costumbre. Se debe doblar la pizza por la mitad y luego volver a doblar esta mitad, consiguiendo así un triangulo en el que quedaran los ingredientes recogidos en su interior y se comenzará a comer por los bordes.

Esto es una antigua tradición italiana ya que la pizza era un alimento que se comía en la calle, no sentados en casa o en un restaurante como en la actualidad, de ahí que nos parezca chocante. Recibe el nombre de “portafoglio” que en castellano se traduciría como “cartera”, haciendo referencia a la forma en la que está doblada.

Esta forma de comer pizza es todo un reclamo en Nápoles, de donde es original la pizza como la conocemos actualmente y también la pizza portafoglio, muchos restaurantes promocionan esta tradición italiana para atraer a turistas.

¿Y si la pizza ya está cortada en porciones? Los expertos recomiendan doblar cada trozo a lo largo evitando así que se doble la punta y sea más fácil comerlo.

Os dejamos con un video donde muestran como doblar la pizza al estilo portafoglio.  ¿Os atreveréis a probar las pizzas del Il Rosso de esta forma? Nos vemos muy pronto.

¿Qué vino me pido con mi pizza?

El vino es un acompañante ideal para una buena pizza, y cuando lo hacemos convertimos la cena en una cena más especial, con algo más de elaboración y dedicación.

Ahora bien, no debemos pensar que la elección del vino debe ser aleatoria, sino que debemos de ser conscientes de qué tipo de pizza vamos a comer para elegir su acompañante perfecto. Si elegimos bien potenciaremos los sabores de la pizza y podremos disfrutar de una cena exquisita.

Aquí te pasamos una “chuleta” para que siempre sepas qué vino va bien con cada pizza:

Pizza suave, blanco o rosado

Para una pizza suave, sin muchos ingredientes ni especias, por ejemplo, una pizza de jamón de York, marida bien un vino joven, con buena acidez, como podría ser un blanco o rosadopizza_vino. También un vino espumoso o alguno con un pequeño toque dulce.

Pizza fuerte, tinto

Para una pizza fuerte, elaborada a base de pepperoni a jamón serrano, por ejemplo, marida bien un vino tino con cuerpo y crianza. Especialmente si es aromático y carnoso permitirá apreciar todos los sabores.

Pizza de queso, con crianza

Si quieres disfrutar de una pizza a base de queso necesitas un vino con cuerpo que sea potente. En este caso no importa si es blanco o tinto, pero es importante que tenga crianza. También puede ser una opción decantarte por un vino abocado, es decir, con un toque dulce.

Pizza vegetal, blanco

Para una pizza vegetal el vino perfecto sería uno blanco o rosado. También maridan bien con estas pizzas los vinos espumosos, e incluso aquellos ligeramente dulces.

Pizza de carne, tinto

Para una pizza elaborada con algún tipo de carne, como pollo, ternera o bacon, el vino que mejor marida es un tinto joven, aromático y afrutado, con buena acidez.

Ahora que ya sabes como casar la pizza puedes disfrutar de una cena de cinco estrellas con una buena pizza y su correspondiente copa de vino.

1 2 3 5